Formidablemente mediocre

Que no te engañen, no vas a ser ni rica ni famosa, no tendrás un empleo increíble, seguramente la silla de un cutre mal pagado despacho de oficina esté esperándote,  quizás no halles el amor, ni formes una familia, alégrate si es que encuentras las llaves de tu cuartucho desordenado en el que pasaras los días,  tus sueños no pasaran de la frase "los sueños, sueños son", probablemente aquellos que te dijeron que no podías tengan la razón por mucho esfuerzo y empeño que le hayas puesto a algo, no tocaras el cielo con la punta de los dedos, tampoco aprenderás a hablar con las ballenas, mejor olvídate de que llegue la carta de Hogwarts y por supuesto que aquel zapatito de cristal te quedara demasiado pequeño....
Seras mediocre, incluso me adelanto a decir que nunca conseguirás destacar en nada, sin embargo, aunque no lo creas, no pretendo que te ahogues en tus propias lagrimas, debes saber que nada de eso importa, porque el ser mediocre no es algo malo, quizás tampoco encaje con la definición de "algo bueno", pero no tiene que ser un apogeo de negatividad.

Nos crían llenos de sueños y esperanzas, nos enseñan que tenemos que ser o que somos especiales, que encontraremos todo lo que anhelamos y anhelaremos, que con esfuerzo todo se puede. Nos alejan de una realidad que aunque no es la ansiada por muchos de nosotros, ni mucho menos, tampoco es mala. La vida no es perfecta, tu tampoco lo eres ni lo seras, encontraras desgracias por donde pises, y cuidado con que no se te acaben enganchando en los zapatos, asúmelo, no tienes que ser especial, ni tener un tremendo trabajo ni una casa espectacular, nada de eso importa,  hay que ser feliz con lo que viene, con la mediocridad con la que nacemos, con pequeñas alegrías como conseguir llegar a fin de mes. No hay nada de malo en no ser especial, en no destacar, y en cuanto entiendas eso, quizás ahí, aprendas a ser feliz.

Comentarios

Entradas populares